Endless Pools
Nadar en la piscina original. Pruebe lo mejor.

Un nadador de aguas abiertas toma una piscina sin fin para una "prueba de conducción"

open water swimmer Rob D. of the Rob Aquatics blog

¿Cómo puede probar una Endless Pool®? ¡Simplemente, preguntándonos antes de comprarla! Esta cuenta de un test-swim real de Endless Pools proviene del blog de Rob Aquatics. Rob D. es un nadador de aguas abiertas y miembro del consejo de la Channel Swimming Association de Santa Bárbara, y vive en Humboldt County, California.

Hoy probé una Endless Pool por primera vez, y tengo que decir que me he vuelto un admirador suyo. No estaba seguro de como me sentiría nadando en una caja de 25,4 x 40,6 cm, pero una vez que sientes la corriente y coges el ritmo es muy agradable.

La gente de Endless Pools me puso en contacto con algunas personas en Santa Maria que tenían una realmente bonita instalada en el suelo de su jardín trasero. Después de una breve discusión horaria al teléfono hace ya un par de semanas, logramos acordar un día que les venía bien a todos. Así que esperé ansiosamente mi oportunidad de presentarme en casa de un extraño y usar su piscina :). Fui recibido por Justin, y él me dio la gran gira.

Después de contarme un poco al respecto, mostrándome cómo funcionan las cosas y respondiendo algunas de mis preguntas, salté para ver por mí mismo de qué se trataba. Encendí la corriente pulsando un botón y el agua empezó a moverse. Me sorprendió lo silenciosa que era. No me malinterpretéis, hace ruido, pero no el que yo esperaba; probablemente hago yo más ruido con mis brazos en el agua que esta máquina. La piscina estaba ajustada a ritmo moderado, justo en el punto de corriente, impulsándome suavemente hacia atrás en la piscina y luego de lado.


Open water swimming blogger Rob D. takes a test swim in an Endless Pools swimming machine

El nadador de aguas abiertas Rob D. lo llama "nadar a contracorriente". Rápidamente se puso al ritmo de la corriente de natación en este, su primer test-nadar en un Endless Pool, "Pude verme pasar largos períodos de tiempo entrenando a un ritmo impuesto por la corriente", escribió. Sus nadas de maratón lo han llevado más de 19,3 km a la vez, por lo que no tenemos dudas de que tiene la resistencia para mantenerse al día.


En cuanto empecé a nadar, necesité un poco de tiempo para imaginarme como adaptar el ritmo de mi brazada al de la corriente. Si nadaba demasiado rápido me salía de los pasamanos, si lo hacía demasiado lento, acababa en la pared. En cuanto le cogí el truco, me encantó. Puedo imaginarme pasando mucho tiempo entrenando en un ritmo impuesto por la corriente.

La otra cosa que me encantó fue su espejo de fondo mirando al frente colocado en un ángulo de 45 grados para que puedas observar tu natación. Es bueno para mí por varias razones. La primera, que soy famoso por mantener la posición de la cabeza demasiado alta, y este estilo libre de las décadas de los 80 y 90, manteniendo los ojos hacia delante, es el sistema que tengo más integrado. Gracias al espejo ya tengo algo que mirar: ¡a mí! Ja ja ja. Hablando en serio, para poder observar mi brazada tengo que agachar la cabeza, lo que mejora toda la posición del cuerpo.

Así, mientras mis ojos están abajo, puedo escrudiñar de verdad la parte de mi brazada bajo el agua. Y ya no necesito un entrenador en la cubierta mientras nado, lo que me resulta de mucha utilidad.


open water swimming blogger Rob D. using the underwater swim mirror in the Endless Pool

"Het droomzwembad van een waternarcist," schimpt Rob D. Op een iets serieuzere manier prijst hij de onderwaterzwemspiegel in de Endless Pool. Hij vindt dat dit hem helpt om zijn hoofd naar beneden te houden voor een efficiëntere lichaamshouding. Hij gebruikte de spiegel ook om "het onderwatergedeelte van mijn slag gedetailleerd te bekijken," wat moeilijk af te stemmen is in een traditioneel zwembad.


Después de haber resuelto mi estilo libre, lo intenté con algo de mariposa y a braza. Las dos me fueron bastante bien. En especial, me gusto nadar a braza. El agua en movimiento enfatiza la parte de desplazamiento de la brazada. Lo que no hice fue nadar hacia atrás; no me gusta ni tampoco quiero nadar con la cabeza llegando primero al borde de la piscina.

Le pregunté a Justin si podríamos probar la parte superior de la piscina... por supuesto estrictamente en nombre de la ciencia. Quería saber con cuánta rapidez podía entrar. ¡Tengo que reconocer que se mueve! No tan rápido como para que yo no pudiera mantener su ritmo pero sí lo suficiente como para no poder mantener el ritmo durante un periodo de tiempo más amplio. Parece que hay versiones con mucha más potencia; tengo la sensación de que a mí me aplastarían contra la pared trasera, aunque seguro que serían adecuadas para nadadores que sean más rápidos que yo.

Personalmente, me encantaría tener una de estas piscinas en el jardín trasero, ¡aunque antes tendría que tener una casa con uno! Creo que tendría que darle algunas explicaciones a mi casero si encontrara una de esas en el garaje de mi adosado. Me parece que es una excelente herramienta para entrenar largas distancias (hay un artículo sobre un nadador de triple corona que la usa mucho) o un sitio estupendo para trabajar la técnica, pero no estoy seguro de que los velocistas estuvieran particularmente entusiasmados con ella. Si deseas saber más o realizar tu propia “prueba de funcionamiento”, entra en EndlessPools.com; encontrarás amigos encantadores y podrás empezar.



Este artículo se publicó originalmente en el blog acuático de Rob. Agradecemos a Rob habernos dado permiso para publicar su relato aquí.


Llame al +51 1 4894624

Catálogo Gratuito Idea Kit

This site uses cookies. Click here to find out more.